Letras y sílabas móviles

mayo 30, 2016 0 Comentarios A+ a-


Trabajar con letras y sílabas recortadas suele ser una actividad estimulante para los chicos que se inician en la lectoescritura. Requiere de menor habilidad motriz, en comparación con el uso del lápiz y genera mayor entusiasmo.



letras para imprimir



Propuesta: Letras y sílabas 
en un proyecto de magia


Consigna: Formar palabras relacionadas con el proyecto.

Teniendo en cuenta el nivel de conceptualización de cada chico, es el conjunto de tarjetas que se entrega. A algunos se les da la cantidad justa que necesitan para formar una palabra y a otros se les dan más para que seleccionen cuáles le sirven.


A medida que se desarrolla la propuesta, los niños ponen en juego sus hipótesis, consideran indicios y van avanzando en el conocimiento de nuestro sistema de escritura. 
No necesitan goma y pueden reparar un error al instante, con solo cambiar las tarjetas de lugar. Luego de formar las palabras las transcriben en sus cuadernos o las pegan.





DESPUÉS DE JUGAR...



Les comparto unas actividades complementarias que armé una vez, para que hagan mis alumnos en sus casas. La consigna general para todo el grupo fue igual: Entregué una fotocopia con dibujos de tres objetos  y propuse completar el nombre de cada uno.
Si bien podría haberles entregado a todos la misma fotocopia decidí darles distintas teniendo en cuenta sus avances y dificultades. 

Para los chicos que comenzaban a considerar el valor sonoro en sus escrituras :
Les propuse completar los guiones vacíos con las letras que faltaban (vocales). 
Reconozco que fue una actividad bastante tradicional y estructurada.

Para los que se encontraban en la etapa silábica con valor sonoro (reconocían el valor sonoro de las vocales y algunas consonantes) formulé esta consigna:


 
A muchos chicos, que se encontraban en esta etapa, "caldero" les sonaba que empezaba con "a" (calderoAEO), entonces buscaban entre las 3 tarjetas y seleccionaban correctamente "cal", ya que era la única que contenía una A. Luego buscaban la E y posteriormente la tarjeta que incluía una O. De esta manera formaban caldero correctamente.
El desafío era mayor en la última palabra (varita). Surgía la confusión entre "ta" y "va". 


Para los que se encontraban en un nivel de conceptualización silábico-alfabético
Les propuse escribir el nombre de cada objeto dándoles como pista las letras necesarias. A medida que las usaban, las iban tachando.


Para los que ya se encontraban alfabetizados

Propuse una actividad con dos desafíos:
* Desafíos ortográficos. Por ejemplo, determinar si "caldero"comienza con C, K, Q o S. 
* Decidir que escribir. Al no presentarse las letras a usar, la consigna aceptaba más respuestas. Los chicos podían, por ejemplo, escribir: "Caldero de hierro", "Varita mágica" y "Escoba voladora".


bruja alfabetizacion



















OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS:



Buscar aquí: